¿Quien esta ahí detrás?

¡Hola! Soy Dani, un friki que creció en los 80, apasionado de los videojuegos desde muy temprana edad. Recuerdo con claridad como me llamaba (y me llama) la atención cualquier sistema informático o de videojuegos.

La imaginación se llena de píxeles

El anuncio de Nintendo-Spaco en la tele o la «sugerente» campaña de publicidad de Sega.

También recuerdo el pique entre microordenadores de la época, el amstrad, spectrum, el msx o el commodore… Hasta que llegó el IBM PC y «sus compatibles».

Y de la cantidad de juegos que había en el recreativo del barrio, con todas esas máquinas esperando un jugador.

Campañas publicitarias grabadas en nuestras retinas

Antes de que IBM y compatibles se quedaran el mercado, había mucha competición...

Con el tiempo el interés por la afición fue creciendo al mismo ritmo que el mercado y con ello los sistemas que había disponibles. No todos a mi alcance, por desgracia.

Las maquinitas LCD que me traía mi hermana cuando se iba a trabajar en verano cerca de Gibraltar, y las partidas en máquinas arcade cuando mis padres me daban alguna moneda, dieron paso a una consola clónica de Nintendo NES, las infames Yess!, que costaba la mitad que un sistema original.

Aun recuerdo ir al Alcampo con mis padres tan contento y ver que de repente… ¡volvemos a casa con una consola!. Esta traía la adaptación del Donkey Kong a la NES. Fue la primera vez que tocaba un juego en cartucho.

Donkey Kong, así me "desvirgué" con las consolas

Mi fiel Yess!, que tantas y tantas horas de entretenimiento me regaló, dejó el testigo a una flamante Super Nintendo («el cerebro de la bestia») que mi hermano compró unos reyes. También, de la mano de mi hermano llegó a casa un increíble 486 DX2 66 Mhz con sus disquetes y «chirriante» altavoz piezoeléctrico. Las ventajas que tiene ser el «hermano pequeño».

Con el tiempo llegó el gran boom de la «play» y el «descacharro» de la DreamCast. La consiguiente triste caída de Sega y el auge de Sony y Microsoft. Todo ha cambiado tanto y tan deprisa que no nos hemos dado ni cuenta.

Llegó el cambio de siglo, el mercado del videojuego estaba saturado y la mayoría de sistemas que soñé poseer en mi infancia (y que pude llegar a usar) ya se habían olvidado o estaban de camino al olvido.

Así que, me decidí a aprender sobre la historia de todos esas compañías, diseñadores e ingenieros y, en la medida de lo posible, coleccionar todos los sistemas que pudiera.

También me interesó la emulación, que no es otra cosa que hacer funcionar un dispositivo de la misma manera que funcionó en su momento, en otro más actual y contemporáneo. Así empecé haciendo funcionar emuladores de varios sistemas en el viejo ordenador de casa.

Aquí no hablaremos de «fornait» ni de «maincraf«. Vamos a hablar de gráficos de antaño y de sonidos de 8 y 16 bits. También de como recordar nuestros videojuegos y sistemas antiguos.

Y voy a ayudarte a que recuerdes todos tus juegos y sistemas favoritos, de una manera sencilla y amena, para que te diviertas en el proceso.

Antes de terminar, te agradezco que visites la web. Está cargada de ilusión y de conocimiento que quiero compartir contigo.

Gracias

Dani.